Sabotaje

No hay peor enemigo… que nosotros mismos

Creo que ahora es la primera vez desde que inicié con mi blog que escribo 2 post tan seguidos… como llegué a mencionar, para mi el uso del blog es un desahogo, es como escribir en una diario, de hecho cuando lo escribo no me gusta leerlo de nuevo, por eso prefiero reenviárselo a alguien que solo me haga correcciones de redacción y postearlo… es algo muy raro porque es algo tan privado para mí, prácticamente estoy plasmando mi alma, mis pensamientos más íntimos… para la gente que se sorprenda de leer esto, de, si es algo tan privado porque lo subo a un blog, debo contarte que mi forma de ser es de una apertura total… de hecho la forma en que yo interactué con mi mujer y lo que hizo que la sacara tanto de desbalance fue esa gran apertura, que sin realmente conocerla le contara de mi bulimia, de mis idas al psiquiatra, así como de muchos otros temas personales… la mayoría de la gente está acostumbrada que cuando te preguntan sobre ti te limites a decir “bien” … no que respondas “tengo novia, me estoy divorciando y por cierto padecí bulimia por 19 años y ahorita bla bla bla bla”… SI, ¡es algo que ASUSTA Y MUCHO A LA GENTE!… ¡no sé cuantos se han de arrepentir de haberme preguntado sobre mi vida después de lo que les cuento! Pero si imagino que más de uno…

Algo raro que me ocurre es que puedo hablar/contar mucho sobre sucesos que me ocurren pero no puedo hablar sobre mi sentir… de ahí la importancia de este blog y el que me encuentre en estos momentos escribiendo esto… Charito, se que no es la mejor forma de comunicación, se que no es el método de comunicación que esperas conmigo, pero sabes que hablando por teléfono incluso en persona me congelo y cuando lo hago por escrito todo fluye…

Ayer en mi escrito “FRACTURA” concluí con algo sumamente importante para mí, el hecho de que ya el dejar de vomitar no era suficiente, que ya debía de considerar la cantidad de días que lograba pasar sin sabotearme, la cantidad de días que lograba pasar creyéndome merecedora de las bendiciones que ahora tengo, creyéndome que puedo ser alguien AMABLE, que merezco ser amada.

A lo largo de los más de 19 años que padecí la bulimia de forma activa hice muchas veces promesas de “ya no volveré a vomitar” y de la misma manera fracasé… hasta que realmente me comprometí en mi tratamiento a inicios de este año 2019 y comencé algo de manera integral… pues como parte de esta recuperación quiero integrar este otro factor; llevaré también los días de NO SABOTAJE.

Buscando un poco en internet (como sabes que siempre lo haré con alguna terminología, palabra, frase que quiera describir) encontré lo siguiente sobre el origen de la palabra SABOTAJE:

“Así se le llama a la acción deliberada dirigida a debilitar a un enemigo mediante la subversión, la obstrucción, la interrupción o la destrucción de material. Asimismo, se define como sabotaje al deterioro que hacen los obreros de la maquinaria para perjudicar al patrono.

Viene de la palabra francesa «sabot» que significa «zueco». De ahí surgió el verbo «saboter» -arrastrar los pies, andar con torpeza-, que por asociación equivalía a hacer algo sin gusto y descuidadamente.

También se dice que en la era industrial los trabajadores calzaban «sabots», que les hacían caminar de forma ineficiente; de allí que la ineficiencia organizada se llame sabotaje.”

Lo que más me llamó la atención fue leer que el sabotaje es algo que haces DELIBERADAMENTE para debilitar a un enemigo… y me recordó lo que me decía una psicóloga durante la Universidad “eres demasiado inteligente para tu propio bien porque usas tu inteligencia en tu contra” … así que llevo gran parte de mi vida siendo si no es que la peor, de mis peores enemigas, y la verdad es que ¡soy bastante buena! Me puedo hacer pedazos sin piedad, puedo destruir mi autoestima en minutos… pero ayer en la noche llegué a un punto tal que dije SUFICIENTE.

Como una amiga me dijo que cuando yo me llamo la novia de Frankenstein por todas mis cicatrices… “¿qué culpa tiene Charito que no te aceptes?, ¡ella no es ninguna Frankenstein!” no me había caído el veinte de lo que estaba haciendo al tratarme mal a mí, que también estaba lastimando a mi mujer, si mi mujer me ama y me acepta como soy, ¿Por qué debo de seguir anclada en el pasado? ¿Por qué debo de seguir recordando frases que tanto me hirieron de otras personas? como “ya me cansé de que me llamen el comal… por calentar gorditas…” o “me dio vergüenza que mis amigos te hayan conocido” o “ya no tenemos relaciones porque ya no estamos como antes” (en relación con que había subido de peso)

Merezco ser feliz, merezco ser amada… el proceso de aceptar mi cuerpo es difícil… no es algo que lograré hacer de la noche a la mañana pero es algo que iré trabajando, lo más importante por lo que puedo empezar es recordar que todo lo bueno que me pasa es real y soy merecedora de ello, no debo de tener miedo y mucho menos sabotearlo por sentir que debo de pagar una especie de penitencia por todos los errores que cometí en el pasado.

Amo muchísimo a mis hijos, amo muchísimo a mi bella Charito, y nunca dejaré de buscar el COMO SÍ…

Espero este post sirva de inspiración a todas las personas que como yo nos hemos sentido que no merecemos ser felices, ABRE LOS OJOS, DEJA DE VICTIMIZARTE, TOMA EL CONTROL DE TU VIDA…. Y COMIENZA POR ACEPTAR QUE EN TI ESTÁ EL PODER DE SER FELIZ… NO PERMITAS QUE NINGÚN HP TE HAGA CREER QUE SUS PALABRAS CONTROLAN TU ESTADO DE ANIMO.

Fuente:

https://culturizando.com/la-nota-curiosa-el-origen-de-la-palabra-3/

4 ideas con respecto a “Sabotaje”

  1. Hola por alguna razon, motivo o circunstancia llego este post a mis manos y eh de confesar que esperaba menos… Pero me lleve una grata sorpresa al darme cuenta que me causo una linda sensación el estar leyendo estás líneas, pues es tan cierto esa parte que mencionas…”no hay peor enemigo que nosotros mismos” y efectivamente así es, nosotros somos responsables de todo lo que nos sucede pues así lo decidimos y aceptamos la culpa que nos acomode mejor, la mayoría de las ocasiones preferimos culpar a los demás por algo que nosotros mismo estamos causando y sobre todo aceptamos con el inconsciente y después nos “victimisamos” por un error que decidimos agarrar; en vez de dejar fluir, aprender y tener consciencia que somos responsables de cada acción y sentimiento que fluya en nosotros, podría continuar escribiendo sobre este tema pero prefiero solo dejar estás líneas y agradecer te por permitirte escribir esto y que más personas como yo leamos esto y nos recuerdes lo importante y maravilloso que es la vida …
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.