Cuando te sientes en el limbo

Justo en el límite

Ya casi un 1 mes que publiqué mi último post… sin embargo no es el último que escribí… he escrito 2 más desde el 19 de septiembre; el 28 de septiembre “Piso quebradizo” y el 5 de octubre “La monstruo detrás de la sonrisa” … pero debido a que estos 2 últimos posts fueron escritos en momentos de crisis decidí no publicarlos.

¿Qué ha pasado desde el 19 de septiembre?

Si leíste ese post, me sentía realmente muy inspirada, que estaba teniendo un verdadero “despertar de la consciencia” … sin embargo, todo comenzó a caerse en pedazos por diversos factores que se agravaron con un viaje que realicé el domingo 22 de septiembre.

Este viaje, que llevo realizando por cuestiones de mi negocio a una ciudad de Estados Unidos desde el 2014 generalmente tienen comida chatarra todo el tiempo tipo bufete, además a la hora de la comida también sirven comida bajo el mismo concepto, finalmente con toda la ansiedad acumulada, el hecho de haber olvidado 2 medicamentos que me ayudaban a mis atracones, problemas de comunicación con personas cercanas a mí, malos entendidos, etc; me orillaron a buscar consuelo en donde nunca me he sentido rechazada… la comida, y el martes 24 de septiembre tuve 4 atracones… creo que ha sido la mayor cantidad de atracones que he tenido desde que comencé mi tratamiento el 18 de Enero. El 25 y 26 de septiembre logré contenerme, pero el 27 volví a caer … y finalmente mi último atracón lo tuve el 30 de septiembre.

En estos momentos me siento sola… pero creo que está bien… que así debo de sentirme… que no debo depender de alguien para el tema de mi recuperación, ni siquiera de mis hijos, como dicen, finalmente son prestados.

También me he dado cuenta de que la forma en como veo las cosas no las entiende la gente, ni siquiera la gente que me quiere y no es algo que finalmente puedan aceptar… o más bien, yo debo de aceptar que tal vez no fui hecha para socializar, para poder congeniar con más personas, para tener una pareja, para que la gente quiera convivir de manera permanente conmigo…

Veo que muchas personas que vienen a hacer cosas diferentes a este mundo no se quedan mucho tiempo, a veces hacen cosas que pueden marcar diferencias en sus áreas… pero finalmente no son personas que llegan a vivir tantos años como el promedio… al menos eso me gustaría pensar… si voy a terminar sola al menos que sea porque estaré marcando la diferencia con algo que esté desarrollando, no que termine simplemente sola siendo además una mediocre.

Se que para tener casi 1 mes sin publicar debería de estar posteando algo mejor… pero hoy mi día está muy gris por no llamarlo negro… no me siento inspirada para trabajar, mucho menos para escribir… pero ya quería hacerme presente… al menos dentro de todo lo malo, de mi recaída y demás puedes saber que aunque me siento “de la chingada” (como decimos los mexicanos) anímicamente … llevo 14 días sin atracones, y que estoy ahora consciente que esto, mi recuperación, es algo que debo de hacer sola, porque finalmente la vida está llena de caos y no podemos depender del nivel de éste para nuestra recuperación.

Quiero comentarte que dejé este post a medias… los primeros 2 párrafos los empecé a escribir anoche… el resto del post fue hace unas 5 hrs y después el trabajó me absorbió y con ello ya mi mente se despejó, además que arreglé las cosas con las personas que tenía que hacerlo, sin embargo, no quería que éste fuera mi tercer post que escribo y no publico por lo que ya decidí dejarlo así, sin editar…

Algo importante que quiero recalcar es que ya decidí desde hace días que por más negro que sienta mi día no puedo permitir que la bulimia tome de nuevo el control de mi vida, si tuve una recaída en la que llegué a extrañar los primeros meses del año donde no sabía nada, donde estaba dopada y solo quería estar acostada… pero ya no soy esa persona… una vez que me quité la venda de los ojos no me la puedo volver a poner.

Creo que ahora son muchos más valiosos los días sin atracones porque estoy enfrentando muchas responsabilidades, que antes sólo sabía lidiar con mi bulimia.

¡Abrazo fuerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *