Estoy rota

Hay días que el pegamento no es suficiente

Hoy mi día acaba de volverse negro… no tengo ganas de vivir. Escribo esto con lágrimas en los ojos… Hace exactamente una semana que compartí mi último post donde viví también un momento muy triste y aunque traté de levantarme al dar a conocer mi noticia, mi liberación; pensé que el dar a conocer que había conocido al amor de mi vida hace 4 meses, “Charito” me sirviera como un BOOST, sin embargo, si estamos rotos, a veces por más pegamento que tratemos de ponernos no es suficiente.

He estado tratando de reconstruirme, pero a veces siento que entre la misma gente cercana a mí no me permiten avanzar, cuando llevo 2-3 pasos al frente, vienen críticas, malos comentarios que me hacen sentir basura, poca cosa, mala madre.

Apenas hoy en la mañana me dijo el dueño de la agencia de publicidad con la que trabajamos que ayer fue el primer día que sintió que tuvo una junta productiva de trabajo conmigo; ayer me sentí bien, me sentí productiva, entusiasta… en estos momentos me siento basura, mierda, que terminaré sola como siempre me dijo alguien… “Karma´s a Bitch”.

El 21 de Julio del año pasado me aventaron, en una discusión, una cuerda gritándome “¡¿Por qué no nos haces un favor a todos y te matas?!” … Si tan sólo fuera así de fácil… ¡YA LO HUBIERA HECHO HACE AÑOS!… pero soy muy cobarde para intentar suicidarme… Siempre me ha dado miedo quedar viva con alguna secuela… o morirme y que en mi funeral digan “Vean a la pobre loser… tanto desmadre que hizo para que se terminara matando”.

Me siento como una idiota. No se si es el medicamento que tomo (Topiramato, 200 mg por día) o el proceso por el que estoy pasando, que se me están olvidando cosas (PERO MUCHAS… me tardo mucho en hacer CONSCIENCIA de las cosas, lo cual que ya tiene muy pero MUY cansada a mucha gente que me quiere, al punto de que ya perdieron la paciencia y están a punto de tirar la toalla… porque “la pendeja” de Gaby nada más no capta). Me he estado metiendo en muchos problemas por esto; mi psicóloga atribuye que mi forma de procesar, de pensar las cosas, es diferente, tal vez por falta de empatía, así como parte de mi forma de ser y tal vez también pueda influir un poco el medicamento.

Cuando hablaba con mi psicóloga en la consulta pasada, le comentaba que personas cercanas a mí me reclamaban que NO TENGO SENTIDO COMÚN, que si soy muy inocente, idiota o si de plano NO ME GIRA… hace 2 días me puse a leer sobre el sentido común, llegué incluso a pensar en hacer un solo post sobre el sentido común y a hacer todo un debate sobre esto, porque el problema que tuve el jueves fue debido a que me decían TEN TANTITO SENTIDO COMÚN. (Y este tema de mi falta de sentido común se sigue hablando a 1 semana del suceso…)

A pesar de como estoy (en un momento de depresión), sabes que nunca me ha gustado dejar con dudas sobre algún concepto (parte de mi personalidad) y me gustaría escribirte que encontré en la red sobre el “sentido común”. Claro que cuando se lo compartí a esta persona (entre muchos otros argumentos) solo me dice “contigo no se puede, debiste ser abogada”.

En el artículo de Vanguardia “la Falta de Sentido Común”, Marcos Durán Flores comenta: “La verdad no siempre es lo que parece. El sentido común, nos engaña todo el tiempo. A lo largo de la historia, la ciencia ha eliminado creencias profundamente aceptadas acerca de nosotros como especie, del mundo que nos rodea y del Universo que contemplamos. Piense que por miles de años, los humanos asumimos que la Tierra era plana, que éramos el centro del Universo y que el Sol giraba alrededor nuestro: Nos lo decía el sentido común”. Albert Einstein dijo que “la realidad no es otra cosa que la capacidad que tienen de engañarse nuestros sentidos; un depósito de prejuicios en la mente eso es el sentido común”. Además, Durán afirma que “El objetivo de la ciencia es solo uno: Escudriñar, desnudar y encontrar la realidad objetiva. Encontrar la verdad acerca del mundo que habitamos y del Universo que nos rodea. Lo hace en forma independiente de nuestra acción cognitiva que nos hace afirmar nuestras creencias. Lo que persigue la ciencia es la adquisición del conocimiento, y tras de eso viene la verdad, y créame, la verdad duele. Por eso, no lo deje todo al sentido común, porque esa es precisamente, la primera falta de sentido común.”

Regresando ahora a otros de los puntos de porque me encuentro con mi día negro… hay gente que piensa que mis hijos estarían mejor sin mi… nunca los he tratado mal (a mis hijos), JAMÁS, de hecho, mi aún esposo me ha llegado a decir que yo estoy de cierta forma INVICTA en el trato (nunca he explotado frente a ellos) y soy muy cariñosa… pero no he sido la madre más presente del mundo, sobre todo este año con mi tratamiento me he llegado a aislar mucho, por lo que me ha dicho “si te vas, no extrañarían tu presencia…”

Debo confesarte que la última parte que he trabajado del post fue buscar en la red lo del sentido común, digo, ya tenía varias páginas abiertas sobre el tema, pero el ponerme a leer sobre otra cosa y poner mis sentimientos por escrito me ha hecho que me tranquilice… eso y el hecho de estar platicando por Whatsapp con una amiga muy cercana y Charito… aunque haya tenido 1 hora de depresión y ahora esté más tranquila no quiero eliminar este post, voy a dejarlo para que lo leas y veas que en todo proceso de recuperación tenemos días muy malos… Y aunque haya tenido este pensamiento irracional hoy cumplo 1 mes de mi último atracón y planeo seguir acumulando más días sin ellos por lo que no caeré hoy.

El 1 de mayo escribí el post ¡Gaby, yo te perdono! … Charito solía pegarme muchas veces un fragmento del post en Whatsapp cuando me veía deprimida… la verdad debo confesar que malamente no lo he vuelto a leer, cuando yo me prometí hacerlo… hoy es un buen día para compartirlo aquí y leerlo de nuevo:

“No eres mierda, ni puta, no mereces estar en un hospital psiquiátrico y te prometo que nunca acabarás sola… mientras estemos en armonía siempre nos tendremos a nosotras mismas.

Hoy agradezco que hayas resistido todos estos años de maltrato, que no hayas sucumbido a la idea de que era mejor que estuvieras muerta, tenemos que estar bien por nosotras… y con esto todo lo demás se dará por añadidura.

Te quiero mi Gaby… estoy segura de que hay muchas más cosas, situaciones por las cuales debo disculparme contigo, pero lo importante es que ya me he hecho consciente que tú eres mi prioridad, y ahora nuestro enfoque es lograr esa sanación integral.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *