Persona tóxica

¿Por qué no puedo tomar críticas sin sentirme la peor persona del mundo?

¡Saludos de nuevo!

Te platico que estos 2 últimos días en mi Ciudad, (para los que no recuerdan, soy de Monterrey, Nuevo León, ciudad al Noreste de México) ¡ha estado lloviendo terrible! Amanecemos a 21 grados y después sube a 35 grados… y así como es el clima de mi ciudad es mi estado de humor, CAMBIANTE, en un mismo día puedo pasar de la tristeza, a la alegría, a la ira… de sentirme triunfante… THE QUEEN OF THE WORLD a la más perdedora de todas… (si no eres o no conoces mucho de Monterrey te recomiendo buscar en Google “memes clima de Monterrey” para que entiendas un poco más a que me refiero).

Pero bueno, regresando al tema del clima… justo ahorita me siento GRIS, como el cielo nublado, sin el sol, sin brillar… apagada… fui “regañada” por una amiga, fue algo constructivo (su comentario, su molestia hacia mi) sin embargo yo me sentí como la persona más mierda del mundo, solo podía pensar en comida, en querer comer y vomitar, en querer evitar ese sentimiento de culpabilidad, en querer aislarme, en NO QUERER SENTIR CULPABILIDAD.

Inmediatamente después seguí que mi cadena de malos pensamientos siguiera creciendo al punto de llamarme a mí misma “Persona tóxica” (palabra que leo mucho en redes sociales últimamente) y no es la primera vez que lo hago… por lo cual decidí externar esta preocupación por medio de mi blog hoy, porque si a algo le tengo miedo precisamente es a ser considerada una mala persona, la bruja del cuento, una BITCH en la vida personal… en el trabajo, en los negocios, no me importa cómo me vean… pero en mis relaciones personales, con mis hijos, mis amigos no me considero una mala persona, incluso me duele mucho cuando soy vista como alguien mierda.

Como siempre, me gusta “googlear” para buscar sobre el concepto para poder compartirte al menos el término que aparece en internet del cual te hablo, y no solo pasarte mi opinión y/o lo que yo creo significa cierta palabra, te comparto también sobre lo que he encontrado sobre “Persona Tóxica” en internet:

En un artículo de “El País” ¿Y si la persona tóxica soy yo? Silvia Olmedo, Psicóloga y autora de “Detox Emocional” aclara que “una persona tóxica es aquella que nos hace daño”, teniendo en cuenta que “hay grados diferentes de toxicidad, hay personas que son molestas, otras tóxicas y otras pueden llegar a ser casi letales, emocionalmente hablando”. Por otra parte, estaría el concepto no de persona tóxica, sino de relación tóxica, como por ejemplo es el caso de “las parejas celosas, los padres controladores o los amigos envidiosos”. De hecho, personas que no han tenido nunca una naturaleza dañina, pueden acabar cayendo en uno de estos perfiles, en ambientes que son tóxicos de por sí. “Estamos hablando sobre todo de ambientes laborales con mucha presión o con expectativas irreales sobre los trabajadores. La empresa presiona a sus empleados, creando dinámicas enfermizas de trabajo, impregnándose el ambiente de miedo y de rumores, que impiden desarrollar al empleado su trabajo de una manera correcta y acaban impactando en éste y en su vida personal”, insiste Olmedo.

Por su parte, el también psicólogo Miguel Ángel Rizaldos aporta que, en general, cuando una persona se vuelve tóxica se debe a que “son personas fundamentalmente poco empáticas, que proyectan sus carencias. Creen que poniendo el foco negativo fuera, en el otro, superan sus miserias y problemas”, algo en lo que no es tan difícil caer en un momento bajo.

Creo que lo que me ha sucedido es que por muchos años he recibido críticas “no constructivas” y comentarios ofensivos (no todos pero si muchos) los que ya me tienen de cierta forma predispuesta a hacerme sentir “mierda”, que “soy lo peor” cuando viene cualquier tipo de “regaño en el presente” (por más constructivo que este sea). Antes, o incluso ahora de ciertas personas por un lado escuchaba (y aún puedo escuchar) “eres la mejor mamá” pero por otro lado me decían y/o dicen “eres la peor mamá, egoísta, para ti tus hijos son un lastre, solo te importas tú, eres una mierda de persona” o comentarios del tipo “eres muy buena persona” pero también “nunca había conocido a una persona tan mierda como tú”, “el karma… fuck you bitch”.

Con todo lo que expongo en el párrafo anterior no me pongo como víctima, se que si he sido una persona tóxica, o al menos hablando específicamente de la relación que llegué a tener con mi aún esposo que sin querer lo lastimé muchísimo, le falté mucho al respeto por muchos años y entramos los 2 en una relación tóxica, de la cual los 2 somos responsables, y ahora solo me queda respetarlo por lo excelente que es como padre y tratar de eliminar la toxicidad de nuestra relación para yo evitar estar cayendo en estos picos de ansiedad cada que tenga algún desacuerdo, porque al día de hoy no sé lidiar con desacuerdos. Cada que me dicen que hice algo mal como persona, que me equivoqué, inmediatamente lo traslado a = soy mierda, soy mala persona, no merezco vivir, hago todo mal, siempre es mi culpa, soy una persona tóxica, necesito comida, extraño mi bulimia, quiero que me consuele mi comida, necesito desahogarme con lo que me entiende (mi comida).

Con este post no pido un “FREE PASS” para que dejen de decirme cuando algo les incomoda (¡de hecho eso precisamente es una de las características principales de una persona tóxica que no puedan contarle que les molesta de ella por miedo!) … no puedo dejar de afrontar la realidad… solo estoy comentando como me siento, estoy actualmente condicionada a querer refugiarme en mi comida cada que escucho algo, y se que a nadie (ni siquiera a la gente completamente “sana”) le es agradable del todo escuchar cuando se equivoca, esto es algo en lo que yo tengo que hacer conciencia. Estar doblemente alerta que escuchar ahora que si me equivoco no significa que me estén diciendo que soy mala persona, mierda, o persona tóxica, sino que debo racionalizar y dimensionar bien las cosas. Un mal acto no me hace una mala persona, un error no debe condenarme a convertirme a la mala de la historia.

Pd:

Hace poco más de 3 horas terminé de escribir este artículo, iba a subirlo y por pendientes con el negocio, recoger a mi hijo del colegio, etc me retrasé y hace menos 1 hora tuve un severo ataque de ansiedad que acabó en atracón y vómito… (mi último atracón que acabó con la quemadura en mi muñeca con un cigarrillo fue el 31 de mayo), ya iba en mi día 11 sin episodios con la comida… así que como bien les explicaba al inicio del post, soy como el clima de mi Ciudad, no se sabe que esperar de mí… de comenzar gris… ahora se ha tornado NEGRO… en estos momentos solo quiero cerrar los ojos y no volverlos a abrir… no logro encontrar ningún pensamiento que me reconforte, y hace un par de post creo que te conté la idea de tener varios “sponsor”, de los padrinos que debía tener para apoyarme, la realidad es que no he podido conseguir más de 1 persona, (de mi amiga que siempre he hablado, pero que fue la que originó en un inicio este post, por lo que ella no era opción ahorita en este ataque de ansiedad)… no puedo tener todas mis energías en una persona precisamente porque, las personas con mi tipo de desórdenes requerimos amistades, seres queridos que sean nuestros “apoyos” y por lo mismo tendremos roces, peleas, desacuerdos con ellos, así que necesitamos tener varias personas en quien tener ese soporte (como backup por si nos peleemos con alguno de ellos) porque la causa de alguno de nuestros ataques de ansiedad, sin querer, puede venir precisamente de nuestros propios apoyos.

En fin, no queda otra que seguir viendo este tratamiento, este camino a la sanación como UNA COMIDA A LA VEZ.

¡Fuerte abrazo!

Fuente:

https://smoda.elpais.com/belleza/la-persona-toxica/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *